Revisando el MTV Unplugged de Julieta Venegas

El primer post de este blog (además del de bienvenida) giraba en torno al anuncio del MTV Unplugged de Julieta Venegas. Y hace algunas semanas finalmente pudimos verlo, y por partida doble (MTV y VH1, ya que la cadena asume acertadamente que la artista se dirige a ambos públicos). Dado que le debemos a Julieta nuestras primeras palabras, saldaremos la deuda hablando de su Unplugged.

Para empezar, resulta interesante la cantidad de músicos presentes, alejándose de la simplicidad preferida por otros artistas, sin restarle el toque de intimidad y la calidez que transmitía el escenario y la iluminación. La selección de cuerdas y vientos transportaba por momentos a música de cámara, orquesta circense y fiesta patronal, una mezcla bien lograda en gran parte del concierto.

julietaLos invitados fueron varios y variados: Una Natalia Lafourcade de look desaliñado interpretando instrumentos diversos que complementaban tenue (hasta imperceptible e incluso injustificada) o intensamente cada canción, pero sobre todo haciendo buenos coros; un Gustavo Santaolalla magistral incluso en su breve participación; una Marisa Montes generosa y regalando su voz nostálgico-arrullante…

gustavo

Por otro lado, una Mala Rodríguez que (personalmente considero) hacía extrañar la simplicidad de Anita Tijoux; y un Juan Carlos Son que desmejoró terriblemente la calidad del concierto, desde su vestimenta hasta su voz… Sigo preguntándome qué hacía ahí.

No sé ustedes, pero yo extraño a la Julieta Venegas de los comienzos, la más grunge (aunque el término no cuadre), la más indi (aunque tampoco sea preciso), la más ella (a falta de categoría) del México de los 90’s. La Julieta de Sabiéndose de los Descalsos, la de Antes. Y aunque se comprende el cambio, la madurez, la evolución (aunque se discrepe con los términos), hay que aceptar que quizás todos pasamos por lo mismo, especialmente quienes hoy usamos saco y corbata: Ya no somos los de antes.

Y siento que hay en mí algo que cambió.

Anuncios

¿Donde diablos anda Matt ahora?

Ya hace casi un par de años publiqué en mi blog sobre Matt Harding, un patín que un buen día decidió renunciar a su trabajo y dedicarse a viajar y bailar (en su particular forma de hacerlo). Para muchos, una gran pérdida de tiempo, para otros, algo muy inspirador.

Matt ha regresado, esta vez le ha tomado 14 meses y 42 ciudades para hacer este video, pero esta vez no baila solo.

http://www.wherethehellismatt.com

Etiquetas de Technorati: