Recordando al Tío Johnny

Gracias a los amigos de arkivperu.com , los maestros de la memoria colectiva nacional, encontramos este vídeo genial, que une a dos íconos de quienes nacimos durante el gobierno militar: El Tío Johnny y la Leche ENCI.

Hoy, que la leche como producto ha evolucionado tanto, y hay de tantos tipos, sabores y texturas, me convenzó más y más que como la Leche ENCI, no hay ni habrá. Mis disculpas a quienes no les gustaba, pero… La Leche ENCI era lo máximo!!!

Si tuviésemos que elegir una canción para el final…

Quizás nunca se nos hubiese ocurrido encontrar en este blog a Raphael, y menos en términos serios. Pues bueno, siempre hay un buen momento para romper con lo esperado. Hace algunos días estuve conversando con una buena amiga sobre la canción que uno elegiría para que suene durante el final. Y recordé de inmediato la versión de “Ahora” (de Enrique Bunbury) cantada por Raphael. Es casi como escrita para él, justo cuando la gente pensaba que ya no cantaría más, debido a sus problemas de salud.

Esta canción es parte de El tiempo de las cerezas, esa obra extraña de Bunbury y Vegas, un disco doble ejecutado con escasos instrumentos y sin mayor pretensión que hacer de las letras y las voces las protagonistas del espacio sonoro.

Durante el especial de VH1 llamado “Las 100 mejores canciones de los 90’s en castellano”, al hablar de Bunbury y los Héroes del Silencio, uno de los invitados hizo un comentario que me hizo pensar que una antigua teoría mía no era del todo descabellada: Bunbury no era un vago reflejo hispano de Jim Morrison, sino más bien un eco fuerte del joven Raphael de los inicios. Los movimientos, los gestos, las inflexiones, poseían un sabor antiguo, pero sin cruzar el océano.

Y claro, al mergen de gustos y reclamos puristas, la amistan entre estos dos ha permitido, entre otras cosas, que Raphael cante Maldito Duente, en una versión muy oscura para sus fanáticos clásicos y demasiado ligera para los que apostaron por el Rock and roll. Pero ahí esta.

Y a ti, ¿qué canción te gustaría que suene en el momento final?

Selfish Jean, o cuántos polos podrías ponerte…

Hoy temprano pasaron en VH1 uno de esos vídeos que no se olvidan así nomás. Claro que yo ya lo había olvidado, así que decidí postearlo, para que se mantenga en la memoria al menos por unos días. Tengo que aceptar que Travis nunca fue de mis bandas favoritas, pero esta canción es la excepción que hace la regla, y el vídeo la confirmación perfecta.  Y, con el calor de enero encima, me pregunto cuántos polos toleraría llevar puestos.  Y de paso recordé aquellas épocas en que pintábamos los polos blancos de dudosa procedencia (chinos, koreanos, sin bandera) y escasa duración con marcadores indelebles, para poder decir algo…

Por los buenos recuerdos y las chicas egoistas…

Mejor regresen en una semana

3202684534_bea46706ed_o

Visto en Flickr